Fruta fresca para cada día.

Ofrece un producto siempre fresco: la producción de fruta y verdura va en función de la zona de la temporada. Apuesta por ofrecer siempre un producto fresco de la zona de influencia del centro.

 

Ofrece variedad a tus clientes: ofrece un amplio surtido a tus clientes destacando los productos de la zona y los de temporada. Una frutería especializada debe cuidar el origen y la calidad del producto.

 

Establece una relación con tus clientes: escucha a tus clientes, adapta el surtido a sus gustos y momentos y aconséjales como experto en su compra, para que encuentren un producto siempre fresco.