Pescado fresco dentro de tu Suma

Ofrece un producto siempre fresco: ofrece a tus clientes un producto fresco, como recién pescado y sin envasar, cuidando la imagen del producto en el mostrador.

Ofrece variedad a tus clientes: ofrece un amplio surtido a tus clientes destacando los productos propios de la zona y de la temporada.

Establece una relación con tus clientes: escucha a tus clientes y adapta el surtido a sus gustos y momentos, y acompáñales en su decisión de compra aconsejándoles siempre lo más fresco. Aprovecha tu conocimiento del producto para prepararlo debidamente para tu cliente facilitándole así el cocinado que quiera preparar.