Incluye la vinoteca dentro de tu centro Suma.

Ofrece el mejor producto: hay un vino para cada momento, ayuda a tus clientes a seleccionar los mejores vinos para su día a día, para sus celebraciones, o para sus cenas especiales. Una botella de vino se puede encontrar en muchas partes, una recomendación para un vino perfecto, no.

 

Ofrece variedad a tus clientes: una vinoteca especializada no se limita a cubrir las necesidades básicas del consumidor. Ofrece a tu cliente la oportunidad de escoger entre diferentes categorías.

 

Establece una relación con tus clientes: escucha a tus clientes y adapta el surtido a vuestro territorio y a sus gustos y momentos. Recuerda que tú eres el experto, ayuda a tus clientes a seleccionar los mejores vinos para su día a día o para ocasiones especiales, asesórales con maridajes que potencien el sabor del vino y de sus platos. Ofrece a tus clientes vinos regionales y locales, añade al surtido de la vinoteca cervezas artesanales y productos complementarios como accesorios de vino, charcutería gourmet...